10 escapadas de invierno en el pirineo con niños

10 escapadas de invierno en el pirineo con niños

No todo es esquiar

En invierno también se pueden hacer escapadas y con mucho encanto. Pero digámoslo claro: en el sofá y con una mantita se está muy bien. Así que si tenéis unos días libres y queréis aprovechar para hacer una escapada con los niños aquí os traemos 10 pueblos con encanto para visitar en invierno. Por tanto, el tiempo y el frío no son excusa!

1Canejant, las mejores visitas al Valle de Aran

Si queréisisfrutar de unas buenas vistas a todo el Valle de Aran tenéis que ir a Canejant. Todo el municipio es un gran mirador hacia el valle y hacia los paisajes de Baish Aran y Bausen.

En sus alrededores se pueden ver los restos del lavadero de las Minas de Liat, que entre los siglos XVII y principios del XX mantuvieron este valle con una densidad de población de más de 1000 habitantes. En la entrada del pueblo hay un pequeño aparcamiento para dejar el coche y recorrerlo tranquilamente a pie.

2Bossòst, uno de los pueblos más animados del Vall d'Aran

Aquí encontraréis tiendas, bares, restaurantes y todo el paisaje típico de la alta montaña. A más de 900 metros de altitud ya pocos kilómetros de Francia encontraréis tranquilidad y muchas aventuras sin salir del pueblo. Podéis visitar las siete capillas románicas que rodean el pueblo y que según dice la leyenda las construyeron sus habitantes en el siglo XIX para protegerse de la peste.

Alrededor de la ribera del Garona suele haber mucha animación en tiendas, bares y restaurantes.

Pero sin lugar a dudas el itinerario más espectacular que se puede hacer desde Bossòst es la subida al Port del Portilhòn. Se trata de una etapa especialmente famosa y dura dentro de la Vuelta Ciclista a España, que transcurre por un frondoso bosque de abetos. En este recorrido no se puede pasar por alto hacer una parada en el Coth de Baretja desde cuyo balcón-mirador hay una espectacular vista del Baish Aran: Bossòst en la falda y el bosque de Margalida en frente. Si se sigue esta carretera, se llega a Francia entrando por el famoso pueblo de Luchon.

3Bausen, donde cuentan historias de amor

Bausen conserva todo el carácter y la arquitectura del estilo aranés. Encontraréis los típicos tejados de pizarra escalonadas, callejones estrechos y podréis hacer fotos de postal. Bausen también es conocido por su espectacular hayedo milenario del Bosque de Carlac, por las impresionantes visitas sobre el Valle de Toran y por las historias de amor. Podéis pedir a sus habitantes que os cuenten la historia de amor de dos jóvenes del año 1900.

La ruta por el Bosque de Carlac es considerada una de las excursiones más mágicas de Catalunya. Esta preciosa ruta circular de unas 3 horas comienza en el pueblo de Bausen y pasa por preciosos paisajes y un frondoso bosque de hayas milenarias.

4Tavascan, la arquitectura tradicional del Pallars Sobirà

El núcleo de Tavascan es un lugar ideal para pasear y disfrutar sin prisa. Aquí encontraréis la arquitectura tradicional del Pallars Sobirà. Podéis pasar por el bonito puente medieval que cruza el río y haceros una foto de postal. Es un pueblo bastante animado rodeado de una gran belleza natural.

Tavascan también es conocido por la Bajada de las antorchas que celebran cada 31 de diciembre.
También podéis visitar la central hidroeléctrica que se encuentra a 500 metros de profundidad en el interior de la montaña del Pic de Guerón.

5Esterri d'Àneu, uno de los pueblos más entrañables del Pallars Sobirà

La vitalidad de Esterri d'Àneu lo convierte en uno de los pueblos más entrañables de la comarca. Las estrechas calles del casco antiguo, las casas bien conservadas, el puente románico por encima del Noguera Pallaresa hacen que este pueblo tenga un encanto especial.

En la calle mayor abundan los pequeños comercios, restaurantes y alojamientos que se mezclan con la cultura tradicional que impregna todos los rincones y que se impulsa desde el Ecomuseo de los valles de Àneu, el motor cultural de referencia.

6Espot, a las puertas del Parque Nacional de Aiguestortes

Casas de piedra y calles estrechas a las puertas del Parque Nacional de Aigüestortes. Aquí encontraréis las montañas más impactantes del Pirineo.

Espot ha pasado de ser un pueblo tradicionalmente aislado a un pueblo moderno y actual. Las altas montañas que rodean el pueblo, como los emblemáticos Encantats, y las aguas de los más de 20 estanques glaciares que reposan tranquilamente entre las cimas dan carácter a un pueblo que ha sabido conservar su pasado medieval.

8Llívia, donde encontraréis la recreación de la farmacia más antigua de Europa

Llívia es un pueblo con mucho encanto que no os podéis perder por nada del mundo. Se encuentra una vez pasada la frontera francesa, pero que pertenece a Catalunya. Sus callejuelas, su iglesia, tan típica y que seguro han visto mil veces en fotos... y también sus queserías son algunas de las razones por las que está más que justificada una escapada a Llívia.

Pero si por algo es conocido el municipio de Llívia es por la farmacia Esteve. Esta farmacia está considerada como la más antigua de Europa (del siglo XV). La podréis visitar en el Museo Municipal de Llívia, donde encontraréis una recreación, junto con mobiliario, botes y objetos de hace siglos.

9Beget, un pueblo de pesebre

En la provincia de Girona, más concretamente en un lugar tan esplendoroso como el Valle de Camprodon, se encuentra Beget, uno de los pueblos más bonitos de toda Catalunya.

Después de un sinuoso descenso rodeado de montañas y en medio de una atmósfera de quietud y relax se llega a un pueblecito de postal y de pesebre. Hablamos de Beget, donde el tiempo parece que se haya detenido para que podamos apreciar al máximo su belleza.

¿Sabías que Beget tiene la denominación de Pueblo con encanto que otorga la Generalitat y que, además, es uno de los dos pueblos de Catalunya, junto con Bagergue, en el Vall d'Aran, reconocido por la asociación Pueblos más bonitos de España?

Una escapada ideal para hacer en familia si está por el Valle de Camprodon. A nosotros nos cautivó!!

10 Puigcerdà y sus lagos

En Puigcerdà, capital de la Cerdanya, encontraréis tranquilidad, buena gastronomía de alta montaña y rutas fáciles para pasear.

El Estany de Puigcerdà es una de esas visitas obligadas si hacemos una escapada con niños a la Cerdanya y es también uno de los lugares más típicos para pasear con calma y disfrutar del paisaje en familia. Un oasis de calma que fue construido en el siglo XIII.

Se puede dar una vuelta siguiendo todo el estanque. Durante el itinerario os encontraréis diferentes paneles informativos de flora y fauna con fotos de las aves o de los peces que se puede ver. Aquí los niños podrán correr sin peligro. Justo al lado del estanque encontraréis el parque Schierbeck, donde podréis dar un agradable paseo y donde, además, encontraréis una gran zona de juegos infantiles e incluso un jardín botánico. El nombre del parque viene del entonces Cónsul de Dinamarca, German Schierbeck, quien en uno de sus viajes se enamoró de Puigcerdà y de la Cerdanya, y se compró una casa.

No te lo pierdas...

Los pueblos más bonitos de Girona

Los pueblos más bonitos de Girona

Escapadas con encanto a los pueblos de Costa Brava y del interior de Girona
Ver lista
Escapadas con mucho encanto en Tarragona

Escapadas con mucho encanto en Tarragona

Los pueblos más bonitos de Tarragona para viajar en familia
Ver lista
Planifica tu escapada ...
Destino
Actividad
Buscar
Ideas
Vistos

Destino

Elige dónde quieras ir

Provincia de Barcelona

Comarca a comarca

Destinos populares en Barcelona

Provincia de Girona

Comarca a comarca

Destinos populares en Girona

Provincia de Lleida

Comarca a comarca

Destinos populares en Lleida

Provincia de Tarragona

Comarca a comarca

Destinos populares en Tarragona

Actividad

¿Cuántos días tenéis?

1 día
2 días
7 días

Planifica tu escapada

¿Dónde queréis ir?

+ Añadir

¿Qué queréis hacer?

+ Añadir

¿Cuántos días tenéis?

+ Añadir
Vamos
Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando aceptas su utilización. info